sábado, 29 de mayo de 2010

La Catrina, pintura de Nicolás Aimare

"Posada se burló siempre de mí, la muerte, es verdad.
Algo famoso se volvió con sus bien logradas calaveras,
mas no por eso, pensaran que le iba a tener piedad.
Con la huesuda Catrina, la cosa sí es de a deveras."

Extracto, La Catrina, Raff, 27-12-2003

Nicolás Pablo Aimare, nacido en Buenos Aires y criado entre las magníficas montañas de San Carlos de Bariloche, es un estudiante de Conservación y Restauración de Bienes Culturales en el Instituto Universitario Nacional de Arte (IUNA)
Con 22 años, Nicolás plasma en su arte su ser completo, un ser escondido, incomprendido, que quiere salir y decirle al mundo YO PUEDO. A través de los vibrantes colores salpicados y chorreados, de dibujos que reproducen la cuna de la vida, de manchas que se convierten en hombres saliendo de un árbol, de retratos de la vida de la muerte, explora sus sentimientos, miedos y esperanzas contando una historia que nadie más puede contar.